lunes, 10 de enero de 2011

Humo

Buscando la imagen que he puesto en la entrada anterior he pasado por una página que me ha llevado a Santiago 4: 13-15, que cito:  

Y ahora vosotros, los que decís "hoy o mañana iremos a tal ciudad, y pasaremos allí el año, negociando y ganando dinero"; vosotros que no sabeis qué pasará mañana ¿Qué es vuestra vida? Sois humo, que aparece un instante y luego se disipa. Debeis decir en vez de eso: "si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o lo otro".

¡Madre mía! somos humo... cuánta verdad. Ahora parece que la vida es larga y que son muchos días, pero uno de esos días se desvanece todo como el humo. Ahora bien, es Dios quien lo hace, y dependemos de Él, por mucho que nosotros nos planeemos nuestra vida: Él es el apoyo de todo y sin Dios nada hacemos. La verdad es que yo no puedo añadir nada a esas lineas de la Biblia, ellas lo expresan todo.

2 comentarios:

  1. Sin Dios...nada somos.

    Es lo único que puedo argumentar ante lo que has escrito.

    ResponderEliminar